domingo, 30 de mayo de 2010

Shepperton


Bueno, paso básicamente para dejaros el link del último trabajo que he hecho. Es el capítulo piloto de una serie, "Shepperton", que he escrito y dirigido, y que ha entrado a concurso en el festival de series on line "Webseries festival".

Os dejo el link para que la podais ver. Os pondría el video diréctamente, pero prefiero que la veais en la página del concurso, por si considerais oportuno dejarnos algún que otro voto, que nunca están de más.

Espero que os guste:


http://www.nikodemo.tv/concurso.php?pagina=1&pag=8&id=12082

lunes, 17 de mayo de 2010

Ira


Una de las razones por las que siempre me ha gustado escribir es porque de pequeño aprendí mecanografía, y la agilidad que llegué a alcanzar con las teclas me permitía acceder a una velocidad mayor con la que poder capturar mejor esas ideillas rebeldes que se me escapaban cuando tenía que construir un discurso oral, o cuando simplemente las escribía en papel.
Todavía hoy me sorprende y me asusta un poco hasta que punto fue importante para mí aquella casualidad, aquel curso al que entré por alguna razón que no sabría poner en pie y que nada tiene que ver con las cosas que hoy dia me conforman como persona.

Sin embargo, hoy escribo con mucho cuidado, con la yema de un par de dedos, solamente, muy lentamente, y con mucho dolor.
Hoy las ideas traviesas, la locuacidad y el poco talento verbal que poseo, se me escapan por las heridas de la mayoria de mis dedos, forrados en espadadrapos y en tiritas.

Yo estoy gobernado por la pereza. Es el pecado capital que me representa. Digamos que si fueran equipos de futbol, yo tendría el carnet de socio de este en concreto. O tendria que ir a recogerlo todavía. Aunque nunca he pensado que los pecados capitales exhiman a uno de sus respectivas virtudes contrapuestas, ya que considero tener la suficiente diligencia cuando consigo dejarme a la pereza en casa.
Al resto también los conozco bien. Creo que después vendría la soberbia, la lujuria, la gula... y finalmente la envidia, la avaricia y la ira.
De todos los mencionados, hay un gran desconocido para mí. Un pecado capital que apenas he experimentado de verdad unas pocas veces en mi vida, un completo desconocido que me convierte en una persona que no me gusta nada y que siempre que se ha presentado lo ha hecho sin invitación, eligiendo una ocasión absolutamente absurda.

Hoy he destrozado un cristal a puñetazos. Tengo ocho dedos bendados, pero nada grave, he tenido suerte y son todo heridas superficiales. Durante cinco minutos, la sangre empapaba el suelo y yo ni siquiera era consciente de estar herido. Al transcurrir ese tiempo, la ira se disipó de mi cuerpo, y pude volver a tomar el control sobre mí mismo. Pude volver a entrar en mi cuerpo y experimentar la autoconciencia. Pude visualizarme poseido de odio, vencido y humillado por la peor parte de mí mismo, y entonces me eché a llorar como un niño pequeño. Lloré tan intensamente como no recuerdo haberlo hecho nunca.

Y después de eso mi alma se quedó vacía
recordé lo mucho que amo a la gente a la que amo.
Y con los dedos rotos...
perdí toda capacidad de recurrir a la poética
y a todas esas curas artísticas
con las que tanto me hubiera gustado bendarme el alma esta noche.

sábado, 8 de mayo de 2010

serios

El reloj es el verdugo del tiempo
La vida es el juego de las sillas
y a medida que se retuercen los gusanos
y se van corvitiendo en mariposas
las sillas van escaseando
y alguien se queda de pie, mirando los escotes.

La edad adulta es mentira
los melancólicos de la infancia
llamamos así a la estupidez
y llamamos vida a la sala de espera.

La droga y el alcohol son el pan bendito de Dios
es mucho peor la envidia y la desolación
que nos llevan a ella
el remedio que rechazaron los cristianos
que ahora apestan a pulcritud
en sus ruines bañeras

El eclecticismo es un cáncer
que nada tiene que ver con el respeto
es como aceptar que la vida es un partido de fútbol
y pretender jugar en todos los equipos

No hay mayor indignidad que la creación de un árbitro.
No hay mayor insulto que la creación de Dios.
No hay mayor ingenuidad que la respuesta.

La poesía
si no es un grito
es una paja
Y a mí me gustan las pajas

pero no me gustan los que solo disfrutan corriéndose en tu cara.

Y lo demás...
lo demás es todo lo mismo
y es todo distinto

La única verdad es que todos tenemos un momento entrañable
cuando se nos cae la babilla al quedarnos dormidos
y que por alguna razón,
preferiríamos mil veces
que nos vieran serios
posando en una foto
mirando al infinito
levantando las cejas

serios.

infancia, resucita de una puñetera vez!

Te necesito. Pero tengo esta canción.

lunes, 3 de mayo de 2010

Canción para una camarera

Hay demasiada sangre en el mundo... para que tú la limpies.
Hay demasiado sexo seguro,
hay demasiadas canciones de Britney Spears

Hay demasiados callejones oscuros
y a veces sufro un exceso de información
hay demasiados planes de futuro,
pero ninguna solución real que al menos... valga para este ratito.

Hay demasiados tipos en este garito
que quieren acostarse contigo
Hay demasiados aspirantes al título
de campeón del mundo

hay demasiados cristales ahumados detrás del idiota de Justin Timberlake

...

Pero no llegará...
no llegará
la sangre al rio,
no llegará

Hay demasiadas horas de vuelo a Caracas
y volvería ciego
Hay demasiadas horas de vuelo a la Habana
y no lo tengo tan claro
Hay demasiados que levantan el puño izquierdo
y meten el derecho en tu bolsillo
...
hay demasiado "estamos trabajando en ello"


Pero no llegará
no llegará...
la sangre al río,
no llegará


Hay demasiadas medidas de seguridad
hay demasiados artistas y equilibristas
Hay demasiado rap, pero esto no es un rap
es un exceso de velocidad

hasta perderme de vista

No llegará...
no llegará...
la sangre al rio,

no llegará


("Justin y Britney", de Quique González)